Sentados sobre una silla con los hombros relajados, apoyamos las manos en la parte baja de la espalda (zona lumbar).
Estiramos la columna hacia atrás acompañando el movimiento con la cabeza, siempre y cuando no se sienta dolor en el cuello.
Sostenemos 30 segundos y repetimos 4 veces